Ellos versus Ellas y viceversa por Walter Gemmato

Titulo del libro: Ellos versus Ellas y viceversa

Autor: Walter Gemmato

Número de páginas: 100 páginas

Fecha de lanzamiento: May 27, 2012

Editor: INTEVED

Ellos versus Ellas y viceversa por Walter Gemmato

Ellos versus Ellas y viceversa de Walter Gemmato está disponible para descargar en formato PDF y EPUB. Aquí puedes acceder a millones de libros. Todos los libros disponibles para leer en línea y descargar sin necesidad de pagar más.

Walter Gemmato con Ellos versus Ellas y viceversa

Luego de medio siglo de existencia, un centenar de desaciertos amorosos y un millardo de errores, de los que muy poco me arrepiento, me he atrevido escribir estas líneas, con lo que creo resumir las vivencias necesarias para continuar mas ó menos ileso por el sendero del resto de mi vida, tratando y; a veces logrando, el goce y disfrute de cada uno de mis días; el presente y los que quedan por venir.

Porque el éxito de nosotros, los adultos contemporáneos, vulgarmente llamados -los de la tercera edad- se encuentra resguardado en la realidad de entender de qué mañana, no es un día más, sino un día menos; y esa es la razón de vivir intensamente cada día, como si fuese el ultimo día de nuestras vidas.

No somos más que seres exitosos formados como guerreros, luchadores indiscutibles de una sociedad en donde al hombre se le tiene prohibido llorar y…, coño, cuanta falta que nos hace. Marcados por el estereotipo de “latín lover” y que aunque somos “vergatarios” luchadores del día a día, usamos una coraza al estilo de Don Quijote de la Mancha, ensillado sobre el rocinante de la existencia, para cubrir y proteger nuestro frágil y débil corazón de ellas, si, de las doncellas hermosas que nos hacen vivir fantasías platónicas dignas de cuentos de hadas. Pero las dulces Dulcineas del Toboso, también viven nuestras mismas ilusiones, nuestros mismos desencantos y los tristes y celebres pesares. El guayabo es el mismo, el pesar es igual, aunque visto de diferente perspectiva.

Es que los hombres somos básicos y primarios. Respondemos a nuestros impulsos hormonales como verdades del razonamiento. Y es que cuando el fluido sanguíneo circula por nuestros genitales, pareciera como que la sangre no irrigara por completo nuestro cerebro y no alcanzara a la razón; y es en ese instante cuando la cagamos. Pero que importa, al final de cuentas, el corazón tiene razones, que la razón no entiende.

En cambio la mujer es más profunda, más intensa, más analítica…. Coño más complicada. Cual Superniña, pretende aplicar visión de rayos X para ver tras una situación diferentes escenarios, que no siempre existen…, porque al final de cuenta, los hombres lo único que deseamos es sexo; y después que venga lo demás.
No existe táctica más efectiva de galanteo, que decirle a una hermosa dama, lo que ella desea escuchar. No hay más que recurrir a los trillados libretos de novelas de TV cual Corín Tellado, para disponer de un amplio repertorio de señuelos que persiguen un único objetivo: llevarlas a la cama. Lo cierto es que ellas lo saben, pero su inteligencia es tal, que nos sentimos súper héroes al creer que logramos la conquista por nuestros propios medios, cual fiera salvaje atrapa su presa; pero no es así, el hombre llega hasta donde la mujer lo permita; no obtiene ni un milímetro más.

Somos víctimas atrapadas en la intrincada telaraña de la viuda negra, la femme fatale que nos apresa, nos chupa el amor y el semen de nuestras entrañas y luego, si se siente satisfecha y complacida, nos indulta la vida…, sólo para disponer de nuestras almas y de nuestro frágil corazón hasta que a ellas se le venga en gana.

Cuan imbéciles somos al creer que todo es fruto de nuestra experiencia de Don Juan Tenorio de la era digital…. No somos más que las víctimas de un plan diabólico perfectamente trazado por una thermineitor analítico, que utiliza los más complejos y sofisticados sistemas de engaño, digno de una perfecta estrategia de ataque diseñada por su pentágono intelectual y muchas veces reforzado por una sala situacional de amigas, tan ó más hábiles y astutas que los servicios integrados de inteligencia de la CIA americana, la G2 cubana y el M6 británico juntos. Coño, que estúpidos somos….

Bueno que importa, el fin justifica los medios!!! Al final, cuando creíamos que habíamos triunfado, siempre salimos derrotados. Resumo que la felicidad de nuestra existencia está dirigida a entender que cada fracaso no es más que una enriquecedora experiencia, a la cual debe

Los más vendidos Libros